Diez propuestas del Consejo Asesor de Be TalentSTEAM para acelerar la transformación educativa en España

Transformar los centros educativos en polos de innovación y aprendizaje es uno de los diez puntos que integran el decálogo que el Consejo Asesor de Be TalentSTEAM ha elaborado con el propósito de impulsar el proceso de transformación educativa en España y potenciar el talento y las vocaciones científicas y tecnológicas. Los otros ‘mandamientos’ se refieren al impulso de un Pacto Nacional de Estado por la Educación de largo alcance, la construcción de un ecosistema educativo sólido y en constante evolución, un modelo educativo más flexible y personalizado, además de innovador y creativo, la inversión en personal docente, la colaboración público-privada, el uso de la tecnología en la formación para adaptarla a las necesidades del alumnado y crear una cultura de aprendizaje a través de la comparación que lleve a adoptar modelos de éxito e implementarlos en otras áreas.

El Consejo Asesor de Be TalentSTEAM fue constituido a finales de 2020. Está integrado por 23 directivos y profesionales altamente cualificados y con una trayectoria relacionada con la gestión excelente, innovadora y sostenible, entre los que se encuentran representantes de centros de distintos niveles educativos, de las administraciones públicas y de la empresa. Su objetivo es “compartir y debatir alrededor de la educación, en mayúsculas, para hacer de España un país más sostenible, competitivo e innovador”, según se refleja en la página web de Be TalentSTEAM.

La plataforma de colaboración abierta Be TalentSTEAM ha sido creada por el Club Excelencia en Gestión, asociación multisectorial que impulsa la transformación de la gestión y la mejorar de los resultados corporativos con el fin de contribuir a una futuro más sostenible de la economía española, y la Fundación Altran para la Innovación, ahora parte de Grupo Capgemini, que tiene como misión promover el desarrollo de la innovación tecnológica, la ciencia, la mejora de las condiciones de vida y la educación en pro del interés general y de los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Entre sus primeras iniciativas se encuentra el citado decálogo, cuyos principales puntos y argumentos son los siguientes:

1.- Impulsar un Pacto Nacional de Estado por la Educación innovador y ágil, de largo plazo y estable, que perdure frente a las decisiones políticas coyunturales. En él se deben abordar los cambios y transformaciones necesarias, al servicio del alumnado y comunidad educativa, movilizando para ello los recursos económicos, humanos y materiales necesarios a corto, medio y largo plazo.

2.– Construir un ecosistema educativo sólido, coordinado y en continua evolución. Debe estar integrado por todos los colectivos de la sociedad que ven la educación como el eje vertebrador para hacerla más comprometida, inclusiva, diversa y solidaria, además de más innovadora y competitiva. Un ecosistema que no deje a nadie atrás, accesible, donde todos los agentes sociales asuman su rol educador.

3.- Transformar el modelo educativo integrando habilidades globales, digitales e inclusivas en el ecosistema educativo, reforzando la educación humanista y en valores, potenciando una formación más flexible, personalizada, con alto impacto en la educación obligatoria, el bachillerato, la formación profesional y el mundo universitario.

4.- Empoderar e invertir en el personal docente, desarrollando un plan de formación y adaptación específico para el profesorado y los futuros docentes que rediseñe su formación inicial, su acceso a la profesión y su rol como expertos en la gestión del conocimiento y el aprendizaje. Un plan personalizado apoyado en herramientas digitales y metodologías innovadoras e inclusivas para su desarrollo y ejecución.

5.- Formar estudiantes como parte activa de la ciudadanía global, conscientes de su rol como agentes del cambio y de la transformación de la sociedad. Estudiantes sin límites ni limitaciones, con capacidad crítica y en continuo aprendizaje, que abanderen la transformación del país a través de su talento, conocimiento, esfuerzo y solidaridad.

6.- Transformar los centros educativos en polos de innovación y aprendizaje desde los que impulsar la educación como pilar estratégico y esencial de la sociedad, en sintonía con todo el ecosistema educativo. Potenciar la creación de entornos y aulas híbridas, donde el alumnado encuentre la máxima motivación para conseguir una formación completa.

7.- Desarrollar herramientas de colaboración público-privada entre todo el ecosistema educativo dirigidas a impulsar la creación, recualificación y perfeccionamiento del talento digital. Becas, planes nacionales específicos de formación o modelos de compra pública podrían ser algunas herramientas para adquirir conocimientos en tecnologías disruptivas (Big Data, robótica, Inteligencia Artificial…).

8.- Impulsar modelos innovadores y creativos para potenciar la investigación y las vocaciones STEAM desde edades tempranas, con foco específico en las mujeres, creando espacios de colaboración entre centros educativos y de formación profesional, universidades, empresas y tercer sector con el objetivo de acelerar el impacto en la sociedad.

9.- Utilizar la tecnología en la formación, flexibilizando la enseñanza y adaptándola a aprendizajes individuales y necesidades del alumnado. Algo que se puede conseguir garantizando la accesibilidad a la tecnología, generando itinerarios individualizados para los estudiantes y convirtiendo al docente en guía y elemento clave para la motivación de los alumnos.

10.- Desarrollar una evaluación comparativa de los proyectos, las personas y los centros educativos que han estado implicados en las mejores prácticas, transformando la cultura educativa, para adoptarlos como modelos de éxito e implementarlos en otras áreas.

El cumplimiento de estos diez ‘mandamientos’ supondría, en opinión del Consejo Asesor de Be TalentSTEAM, el desarrollo de una economía basada en el conocimiento, con empresas competitivas que generen empleo de alto valor añadido y contribuyan así a la construcción de un país que cree riqueza y sea capaz de distribuirla de forma equitativa.  

Estos son los profesionales que forman el Consejo Asesor de Be TalentSTEAM:

  • Mª Helena Antolín, Vicepresidenta Grupo Antolín.
  • Vicente Atxa Uribe, Rector Universidad Mondragón.
  • Paloma Beamonte, Consejera Independiente Mutua Pelayo.
  • Bernardo Calleja, Presidente OTIS.
  • Mª del Mar Camacho, Directora General de Innovación, Investigación y Cultura Digital de la Consejería de Educación de la Generalitat de Catalunya.
  • Sebastià Catllà i Calvet, Presidente AMPANS.
  • Miguel Cendegui, Director General Colegio Británico de Aragón.
  • Guillermo Cisneros Pérez, Rector Universidad Politécnica de Madrid.
  • José Luis Díaz Manrique, Presidente EUSKALIT, Fundación Vasca para la Excelencia.
  • José Antonio Expósito Hernández, Director IES Las Musas.
  • Gemma Fargas, Vicerrectora Universidad Politécnica de Cataluña.
  • Miguel Ángel López, Presidente SIEMENS.
  • Emilio Lora-Tamayo D’Ocón, Rector Universidad Camilo José Cela.
  • Mercedes Marín García, Directora General de Bilingüismo y Calidad de la Enseñanza de la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid.
  • José Luis Martínez Donoso, Director General Fundación ONCE.
  • Javier Nadal, Presidente Asociación Española de Fundaciones.
  • Alejandro Oñoro, CEO ILUNIÓN.
  • Joan Parra, VicePresidente Leitat Technological Center.
  • David J. Randell, Director General The English Centre.
  • Pedro Sampedro Arroyo, Presidente Colegio Mirasur.
  • Elena Sanz, Directora General de Personas y Organización Mapfre.
  • Nieves Segovia, Presidenta Institución Educativa SEK.
  • Javier Senent, Presidente Cruz Roja Española.

Todos ellos coordinados por Luis Abad Marturet, CEO Capgemini España y Presidente Fundación Altran; y Alberto Durán López, Presidente Club Excelencia en Gestión y Vicepresidente de la ONCE, ILUNION y Fundación ONCE.