Lápiz AAPA, proyecto ganador del 2º Concurso de Ideas Socialmente Innovadoras 2019

Estos galardones, que acaban de cerrar su segunda edición, tienen como objetivo que los alumnos de 1º y 2º de la ESO de centros públicos y privados trabajen hermanados para dar respuestas innovadoras a los retos sociales marcados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030

  • El proyecto ganador ha sido ideado conjuntamente por un equipo de cuatro alumnas de 1º y 2º de la ESO del Instituto de Educación Secundaria El Burgo-Ignacio Echeverría y el Colegio SEK El Castillo para facilitar la vida de los pacientes de Alzheimer.
  • Otro equipo surgido del hermanamiento de los mismos centros educativos ha conseguido también el segundo premio con el proyecto REG, mientras que el tercero ha recaído en OLA, elaborado por cinco estudiantes del Colegio Base y del IES María de Molina.

El proyecto Lápiz AAPA, ideado por un equipo conjunto de cuatro alumnas del Instituto de Educación Secundaria (IES) El Burgo-Ignacio Echeverría y del Colegio SEK El Castillo, ambos de la Comunidad de Madrid, ha sido galardonado con el primer premio del Concurso de Ideas Socialmente Innovadoras 2019. Se trata de la segunda edición de un certamen enmarcado dentro de la plataforma de colaboración abierta Be TalentSTEAM, creada por el Club Excelencia en Gestión, asociación empresarial dedicada a transformar la gestión y mejorar los resultados corporativos, y la Fundación Altran para la Innovación, que tiene como misión promover el desarrollo de la innovación tecnológica, la ciencia, la mejora de las condiciones de vida y la educación en pro del interés general y de los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

El proyecto ganador ha sido elegido por un jurado compuesto por miembros de la Red Colaborativa de Stakeholders de Be TalentSTEAM tras analizar los diez trabajos finalistas en el transcurso de un encuentro celebrado en la Universidad Camilo José Cela. En concreto, han ideado un lápiz inteligente, configurado con la información más relevante de la persona que lo vaya a utilizar, que servirá para ayudar en su día a día a personas diagnosticadas con la enfermedad de Alzheimer. Una iniciativa con la que se cubren algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, especialmente el número 3, relativo a Salud y Bienestar.

El segundo proyecto clasificado ha sido REG, ideado por otras cuatro alumnas de los mismos centros. Este tiene como fin fomentar el reciclaje entre la población, especialmente entre los más jóvenes, a través de una aplicación móvil y unos contenedores inteligentes que permiten identificar y premiar a los que colaboren en la separación de residuos.

En cuanto al tercer premio, ha sido otorgado al equipo conformado por el Colegio Base y el IES María de Molina por su iniciativa OLA, cuyo objetivo es el de aprovechar la energía mareomotriz mediante la creación de unos flotadores ligeros que, a través de unos pistones, activan un sistema de cámaras y depósitos situados en el fondo de los mares, generando y almacenando energía eléctrica.

Además, han recibido una mención especial al proyecto e-Move, de los alumnos del Eurocolegio Casvi y el IES Velázquez, cuyo fin es el de reducir la contaminación mediante la captación y el aprovechamiento de la energía que provoca el rozamiento de los vehículos con las carreteras. Y Reciclaplus, del equipo conformado entre el British Council School y el IES Cervantes, que busca fomentar el reciclaje y el uso del transporte público a través de máquinas que premian a los ciudadanos que optan por estos hábitos sostenibles.

Mercedes Marín, Directora General de Bilingüismo y Calidad de la Enseñanza de la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, ha sido la encargada de entregar los premios junto a Ignacio Babé, Secretario General y CEO del Club Excelencia en Gestión, y Luis Abad, Presidente de Altran y la Fundación Altran. Marín también ha tenido la oportunidad de cerrar el evento dedicando unas palabras a todos los participantes de la iniciativa.

“La búsqueda constante de mejora es una característica que diferencia a las personas y a las sociedades. Seguir impulsando en las nuevas generaciones una actitud que aporte valor, innovación y compromiso con la sociedad está en nuestro propósito. Felicito a todos los participantes por su ilusión y ganas por mejorar, por ayudar a construir una sociedad mejor”, ha declarado Ignacio Babé, Secretario General y CEO del Club Excelencia en Gestión.

El compromiso de los equipos participantes, así como con el nivel de los proyectos presentados es un aliciente para seguir trabajando con el objetivo de potenciar el talento y las vocaciones STEAM para hacer de España un país más competitivo, solidario y equitativo. Un reto en el que debemos involucrarnos todos, colegios, universidades y familias, pero también administraciones públicas, empresas, asociaciones y representantes del tercer sector.

Luis Abad. Presidente de la Fundación Altran para la Innovación y CEO de Altran España. 

Por otra parte, y en paralelo a la deliberación del jurado, los asistentes al evento han podido conocer y disfrutar de primera mano de algunos demostradores tecnológicos disruptivos. Unos talleres que se han podido llevar a cabo gracias al apoyo de tres partners Be TalentSTEAM: Cruz Roja Juventud, Altran y la Universidad Camilo José Cela.

Una iniciativa que va consolidándose

El II Concurso de Ideas Socialmente Innovadoras -también conocido como Be TalentSTEAM_SIM2- ha recibido un total de 70 proyectos en esta edición 2019 (un 80% más que en la primera edición), de los que han sido seleccionados los diez finalistas, desarrollados por estudiantes de 14 centros de la Comunidad de Madrid. Estos han trabajado de forma colaborativa bajo la coordinación de sus profesores y con las enseñanzas que 50 mentores de la red de partners colaboradores BeTalentSTEAM han compartido en los 28 workshops que se han llevado a cabo durante el Concurso, para buscar soluciones innovadoras a retos sociales estratégicos vinculados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

En esta ocasión, los equipos participantes se han centrado en buscar fórmulas para aumentar el porcentaje de energía renovable, disminuir la generación de desechos y restablecer el uso sostenible de los ecosistemas terrestres. Pero también han trabajado en iniciativas que garanticen la igualdad de oportunidades para todos en el aprendizaje permanente y que aseguren el acceso a una vivienda y a servicios básicos adecuados.

De cada hermanamiento entre centros han surgido equipos de entre cuatro y seis estudiantes que han trabajado en común a través de diferentes talleres. Estos han servido para adquirir una serie de conocimientos relacionados con la coordinación y gestión de proyectos; con las matemáticas vistas desde una perspectiva social; con la comunicación para saber transmitir de forma eficaz y efectiva la finalidad de un proyecto; y con la innovación desarrollada a través de la metodología Design Thinking.

Deja una respuesta